• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Un nuevo estudio sugiere que el riesgo de infección de PPA a través de alimentos balanceados contaminados es muy bajo

  • APC Inc.
  • APC
  • Q
  • Junio 29, 2020
  • G
  • 367
  • 0
  • j
  • 0
i
  • A
  • A
  • A
  • icon
  • icon
  • icon

 

Introducción a la Historia


1. El alimento es realmente el culpable en la propagación del Virus de Fiebre Porcina Africana (ASFV, por sus siglas en inglés)?


Se sospecha que el alimento ha contribuido a la propagación de ASFV. Utilizando modelos de estudios se ha reportado que el ASFV puede sobrevivir en el alimento o en ciertos ingredientes del alimento por tiempos prolongados, pero el riesgo de propagación del ASFV por consumo de alimento no es bien conocido. Un nuevo estudio sugiere que el riesgo de propagación de ASFV por alimento cuando se usa plasma porcino líquido sin procesar contaminado con ASFV y mezclado con el alimento, es muy bajo.


En este artículo discutiremos un nuevo estudio, cómo fue elaborado y los resultados. También compartiremos la necesidad de la industria para enfocarse en los esfuerzos clave de bioseguridad para controlar los bien conocidos factores de riesgo del ASFV. Compartiremos una columna lateral y un artículo de seguimiento donde explicaremos las proteínas funcionales y sus beneficios.


2. Buenas Prácticas de Manufactura son Esenciales en Minimizar la Propagación del ASFV


El Virus de Fiebre Porcina Africana (ASFV, por sus siglas en inglés) ha traído muchas preguntas a la luz, especialmente sobre cómo se propaga el virus. La propagación de la Fiebre Porcina Africana (ASFV) es conocido principalmente por el contacto directo cerdo con cerdo, o por alimentar con desperdicios de productos de cerdos inadecuadamente cocinados. También se sabe que le ASFV se puede propagar por vehículos o personas que se mueven entre granjas, mientras que el alimento y los proveedores de alimento que usen buenas prácticas de manufactura con altos estándares de bioseguridad representan un muy bajo riesgo de propagación de ASFV.


Este artículo remarcará la necesidad de las granjas de evaluar las áreas de bajo y alto grado de riesgo, relacionado con la bioseguridad, tales como ingredientes alimenticios, suministro, transporte y almacenaje.


Un nuevo estudio sugiere que el riesgo de infección de PPA a través de alimentos balanceados contaminados es muy bajo


La Peste Porcina Africana (PPA) continúa propagándose entre cerdos domésticos y jabalíes de diferentes ciudades afectando su comercialización a nivel mundial. La PPA se transmite principalmente por el contacto entre animales, a través de desechos de origen porcino no cocinados adecuadamente, por medio de vehículos o por el movimiento de personas entre granjas. La PPA puede permanecer activa bajo una amplia variedad de condiciones ambientales durante mucho tiempo, pero puede inactivarse mediante tratamientos térmicos o químicos adecuados.


Las investigaciones han demostrado que la PPA puede permanecer activa durante largos periodos de tiempo en los alimentos balanceados o en ciertos ingredientes de alimento balanceados que son comercializados a nivel mundial entre diferentes países [1]. Aun así, existe poca información acerca del nivel de PPA necesario para causar infección a los animales a través del alimento balanceado. Un ensayo reciente demuestra que la dosis infectiva mínima de PPA para una sola toma de alimento balanceado es relativamente alta (104 TCID50), pero los autores estimaron que la dosis mínima infecciosa de PPA en el alimento balanceado incrementaría si los cerdos se alimentaran de forma continua con un alimento balanceado contaminado, como se haría en una producción comercial [2].


En un nuevo ensayo [3], se inoculó PPA al plasma porcino liquido sin procesar, y se mezcló con el alimento balanceado que posteriormente se proporcionó durante 14 días consecutivos a un grupo de 10 cerdos a una dosis infecciosa mínima (104.3 TCID50/mL) que fue más alta que la reportada en el estudio anterior, y no causó síntomas de PPA o infección en ninguno de los tejidos. El mismo estudio se repitió usando un grupo diferente de 10 cerdos y usando una cantidad aún mayor de PPA en el alimento balanceado (105 TCID50/cerdo/día), y de nuevo, después de alimentar a los animales por 14 días consecutivos ninguno de los cerdos mostró fiebre o viremia debido a la presencia de PPA en diferentes tejidos.


Sin embargo, a los dos grupos de cerdos de ambos estudios, después de haber sido alimentados con alimento balanceado contaminado con PPA y no causar infección, se les inyectó en el músculo el plasma porcino líquido inoculado con PPA, o se les administró mediante sonda directamente en el estómago de los cerdos para determinar si el plasma líquido con PPA era infectivo para los animales a través de una vía de administración diferente. Todos los cerdos inoculados intramuscularmente con el plasma líquido inoculado con PPA, resultaron infectados por PPA analizado mediante detección genómica en varios tejidos y además desarrollaron fiebre. Algunos de los cerdos que recibieron el plasma líquido inoculado con PPA mediante sonda gástrica resultaron infectados en varios tejidos. Esto demostró que los cerdos pueden ser infectados con plasma líquido inoculado con altas dosis de PPA si éste era administrado de manera intramuscular o mediante sonda gástrica directamente en el estómago.


Las conclusiones de esta nueva publicación sugieren que la dosis mínima infecciosa de PPA en el alimento balanceado es mucho más alta que la reportada anteriormente y que las exposiciones repetidas en el alimento no resultaron en una dosis infecciosa mínima más baja.


Queda más por investigar a cerca del riesgo potencial de propagación de PPA a través de alimentos balanceados o ingredientes. Sin embargo, la información actual sugiere que el nivel de contaminación del alimento balanceado con PPA necesario para infectar a los cerdos es relativamente alto. Los fabricantes de alimentos balanceados y de sus ingredientes que usan buenas prácticas de fabricación con estándares de bioseguridad altos representan un riesgo bajo de propagación de PPA por contaminación de alimentos balanceados o ingredientes.


[1] Dee et al., 2018. PLOSONE 13(3):e0194509.


[2] Niederwerder et al., 2019. Emerg Infect Dis. 25(5):891-897.


[3] Blázquez et al., 2020. Submitted to IPVS
.



 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2020, Pecuarios.com, Aviso de privacidad