• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

La empresa porcina como una empresa familiar

  • Implementos Porcinos Agropecuarios
  • Q
  • Marzo 28, 2016
  • G
  • 1168
  • 0
  • j
  • 0
i

Escuchando una conferencia sobre administración de granjas de cerdos, el ponente hizo hincapié, en que una granja aunque sea eficiente, puede no ser rentable; de pronto esto me pareció una contradicción, en el entendido de que la eficiencia en la producción es simplemente la base de la rentabilidad de un negocio, del tipo que sea. Después de escuchar más, entendí el porqué esto puede ser posible y, después de una visita a una granja de las que llamo tradicionales, entendí por completo, como el tipo de administración con que se manejan, puede hacer la diferencia entre una granja rentable y otra con un estado deplorable “continuo” de las finanzas.

Dentro de la clasificación de empresas, se encuentra la empresa familiar que tiene características, que en algunos casos, la identifican como una empresa con carencias administrativas o en “evolución; este tipo de carencias y vicios cuando están presentes, impiden su avance y hacen que su rentabilidad se vea comprometida, porque las prioridades no son las de la empresa, sino las de la familia; mencionó algunas características, problemas comunes, problemas de actitud y retos de este tipo de empresas, que pueden encajar en los de una granja mal administrada.

 

Características de una empresa familiar.

  • El liderazgo generalmente se define por la jerarquía familiar
  • El capital de trabajo, forma parte del patrimonio familiar y puede manejarse de manera discrecional
  • La definición de responsabilidades cambia con frecuencia
  • Se toleran miembros improductivos
  • La evolución empresarial es lenta y puede no definirse jamás
  • La toma de decisiones puede ser vaga.

Problemas comunes.

  • Su estructura de organización es difícil de definir y de modificar
  • Difícil separación de la relación familiar de la del negocio
  • Problemas en la toma de decisiones por las diferencias profesionales y culturales
  • Se anteponen las prioridades económicas familiares a las de la empresa
  • Las utilidades se manejan sin responsabilidad
  • Es difícil definir las reinversiones
  • Generalmente no se define un sueldo para los miembros, se toma dinero cuando se necesita
  • Frecuente intervención de algún miembro de la familia, pero ajeno a la empresa.

Problemas de actitud.

  • Resistencia a delegar responsabilidades
  • Injerencia frecuente en áreas que se suponen ajenas
  • Resistencia a cumplir un horario y ausentismo frecuente
  • Tomar decisiones sin consultar a los demás miembros
  • Modificar órdenes dadas por otros miembros de la empresa
  • Cambiar rutinas de trabajo a los empleados
  • Uso del tiempo de los empleados en labores particulares
  • Uso de los activos de la empresa de manera particular.

Retos.

  • Capital. Correcta distribución de los recursos financieros de la empresa entre las necesidades de la familia y el desarrollo de la empresa
  • Control. Definir el poder de la toma de decisiones en la empresa, independientemente de la jerarquía familiar
  • Ocupación. Cómo se deben seleccionar en forma adecuada a las personas que tendrán las diferentes posiciones estratégicas para el manejo de la empresa, independientemente de su posición familiar
  • Conflicto. Cómo se evita que este elemento natural de las relaciones humanas se convierta en el patrón de interacción.


La porcicultura tradicional, es particularmente sensible a los altibajos de los precios de los cerdos, pero pocas veces se piensa que el tipo de manejo administrativo puede ser la razón principal de esta debilidad ¿Cómo es posible? Que haya empresas en crecimiento, cuando otras están cerrando o, pensando en cerrar, aún en la misma zona y con los mismos desafíos de enfermedades y precios de los cerdos. Esto, simplemente se debe a la certeza en la toma de decisiones, en el manejo de los recursos de la empresa y, a final de cuentas es difícil que una empresa mal administrada sea productiva, por todas las deficiencias que una mala administración genera, en el mantenimiento o cambio de las instalaciones, el manejo del personal, de la sanidad, de las compras y ventas y, en el uso lógico del dinero que la empresa genera. Incluso hay granjas que no manejan ninguna información, ignorando por completo su eficiencia y, la combinación de ineficiencia y mala administración son catastróficas para cualquier empresa.

Este tipo de administración es difícil de modificar por la resistencia al cambio de parte de los dueños, incluso se requiere tacto para simplemente tocar el tema; pero la situación económica de algunas granjas es insostenible y, la única salvación que ellos esperan, es el aumento del precio de los cerdos, que de darse será una solución pasajera, que incluso agrava los vicios administrativos ya presentes, por la aparente abundancia de dinero ¿Cómo sensibilizar a estos productores al cambio y evitar que desaparezcan? La verdad no lo sé.

En su granja aún hay muchas cosas por hacer.

 

COMENTARIOS

Avatar
Ricardo Brito | México, México
02 de Dic, 2017 11:37:21 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Excelente tema y es correcta la información, pero la pregunta es ¿con quién asesorarnos para no incurrir en tan malos hábitos? Saludos

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2017, Pecuarios.com, Aviso de privacidad