• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Estrategia integral que optimiza la producción en la industria porcina

  • 2
  • j
  • 0
i
Autor: Julio Baltazar
Colaboradores: Gonzalo Villar, Saúl Salgado
  • A
  • A
  • A
  • icon
  • icon
  • icon


INTRODUCCIÓN


El panorama actual en la comercialización y producción de cerdo en el mundo ha mantenido una tendencia a incrementar el número de lechones nacidos/hembra/año (Paredes et.al, 2012) y el peso a venta de cerdos en finalización (Wu et.al, 2017), por lo que las granjas hoy día tienen el potencial de producir un mayor número de cerdos y más pesados por corral en instalaciones posiblemente diseñadas a un modelo en el que los objetivos de producción y comercialización eran de exigencias menores a los actuales. 


Para determinar el efecto del espacio en la productividad, Gonyou et.al (2006) establecieron una constante de espacio que nombraron como el “Valor crítico de K”. Esta constante determina el espacio mínimo necesario (k ≥ 0.034) que garantiza la máxima expresión del potencial productivo de los cerdos.


En Grupo Nutec® hemos desarrollado el plan “Finaliza con valor” con el objetivo de que los porcicultores logren comercializar mayor cantidad de cerdos de primera, más homogéneos, altamente magros, en donde se disminuya la cantidad de alimento ofrecido, se mejore la conversión alimenticia y se optimicen los kilogramos de cerdo producidos en las instalaciones. Para el logro de esto, se requiere la implementación de estrategias novedosas en programas de alimentación, uso de aditivos y consideraciones nutricionales que contemplen variables como la concentración de energía en la dieta y su relación con el consumo de alimento, ajustes del perfil de nutrientes como los son aminoácidos y macrominerales, por mencionar algunos, además de una estrategia de manejos en la producción y comercialización del cerdo.


EFECTO DEL
ESPACIO EN CORRAL EN CRECIMIENTO-FINALIZACIÓN


El grupo académico del NCR´89 (1993) describió los efectos productivos de la limitación del espacio en corral con cerdos de los 54 a los 113 kg, considerando un Espacio Mínimo Vital (EMV) de 0.56, 0.74 y 0.93 m2/cerdo, encontrando efectos lineales (P < 0.01) (Gráfica 1) en relación con el aumento del espacio por cerdo para Ganancia diaria de peso (GDP) y Consumo diario de alimento (CDA). Para asociar estos resultados el Cuadro 1 presenta los valores calculados para el valor crítico de k en cada tratamiento por rangos de peso, en él se puede observar que los tratamientos con 0.56 y 0.74 m2/cerdo presentaban una limitante negativa (marcado en amarillo) por espacio a partir de los 70 y 105 kg de peso respectivamente.


Por otra parte, buscando optimizar las instalaciones considerando el espacio y volumen (alometría), Gonyou y Stricklin (1998) evaluaron los efectos de la restricción del espacio en corral ajustando cada dos semanas las dimensiones de este para obtener tres valores de k utilizados de manera constante (0.030, 0.039 y 0.048). Con la intención de mostrar los resultados más valiosos de la investigación se presenta la Gráfica 2 en la que se aprecia que disminuir el espacio de piso a un valor crítico de k de 0.030 resultó en una reducción de la GDP (5%) y CDA (4%). Sin embargo, es importante remarcar que incrementar la capacidad de piso en un rango k de 0.039 a 0.048 no benefició productivamente a los animales (P > 0.05).

 

EL PROCESO DE VENTAS Y SU RELACIÓN CON EL ESPACIO DISPONIBLE EN CORRAL


Iniciar el proceso de ventas de los animales más pesados de un grupo de producción es una práctica común que se realiza en granjas, siendo la limitante de espacio en corral, la variación del peso corporal y su efecto económico en la comercialización de estos, los principales detonantes de este manejo. A pesar de que en una importante proporción de granjas en el país se realice este manejo, el definir la cantidad de cerdos disponibles en cada corte y las fechas de salida de los animales en un programa de ventas estructurado llega a generar complicaciones.


Con el objetivo de representar lo anteriormente descrito, se muestra el caso real de una granja comercial (Gráfica 3) y la distribución del peso corporal de un grupo de producción a los 156d de edad. La población fue dividida en cuatro sub-estratos correspondientes al 25% de la misma, lo que permitió estimar que el sub-estrato de mayor peso del grupo contaba con un peso igual o mayor a 115 kg (peso de comercialización es de 120 kg) al momento de realizar el sondeo de peso en los cerdos. Interesantemente el primer corte de ventas del grupo estaba programado a realizarse dos semanas (170d) posteriores. Lo anterior nos permite estimar, suponiendo una GDP de 1 kg, que al menos el 50% de los cerdos del grupo rebasaría el peso ideal de comercialización.

 

 

Posterior al diagnóstico técnico que considera las constantes en corral (Cuadro 2) y el modelo de crecimiento específico para las condiciones de la granja, se determinó que los cerdos presentaban una limitante por efecto del espacio a los 90, 95, 100 y 105 kg de peso corporal cuando el corral aloja más de 51 cerdos (manejo normal en granja). Basados en el análisis realizado, se determinó iniciar el proceso de ventas anticipadamente del sub-estrato de mayor peso, generando beneficios al reducir la variación de los animales a venta y liberación de espacios en corral. Nuestro resultado concuerda con el trabajo realizado por DeDecker et.al, 2005 donde se evaluó el efecto productivo de la liberación de espacios en corral por la venta adelantada de animales con pesos en rangos de venta, con beneficios para las variables de GDP, CDA y G:C en los cerdos remanentes y reducción del coeficiente de variación de los animales vendidos.


El Cuadro 3 presenta el alcance productivo al cierre del grupo por la implementación de la estrategia “Finaliza con Valor” contra los valores ponderados de cinco grupos previos y la metodología normal de ventas de la granja. Importante a remarcar la reducción en 8.3 días de la edad ponderada de venta y de 7.68 kg (11.5%) en el consumo total de alimento finalizador promedio/cerdo.

 

Nuestros resultados coinciden con Flohr et.al, 2016 quienes evaluaron el efecto de la capacidad de espacio y la remoción de los animales más pesados mediante una estrategia de comercialización que considerara bases alométricas. Para el experimento se contempló un tratamiento control que ofrecía 0.91 m2/cerdo (15 cerdos/corral) y otros tres tratamientos con un espacio inicial de 0.65 m2/cerdo (21 cerdos/corral). La estrategia de comercialización por tratamiento consistió en la remoción por cortes del 10-10-10% (2), el 10-19% (3), y el 29% (4) para los tratamientos 2, 3 y 4 respectivamente. La venta de los animales coincidió con el momento previo en el que el valor crítico de k (por corral) fuera < 0.034. La implementación este manejo generó una mayor cantidad de kilogramos de cerdo producido/corral y un menor uso de alimento finalizador promedio/cerdo (Gráfica 4). Adicionalmente el coeficiente de variación al cierre de la prueba se redujo en los tratamientos 2, 3 y 4 respectivamente (Gráfica 5).

 

 

CONCLUSIÓN


El conjuntar una estrategia integral que contemple aspectos nutricionales y de producción que fundamenten su alcance en peso objetivo de venta, flujos de producción de la granja y el espacio en corral por cerdo genera beneficios al cierre de grupo con animales más homogéneos y magros a venta, menor uso de alimento finalizador/cerdo y mayor eficiencia en la productividad por m2.


BIBLIOGRAFÍA


DeDecker, et.al, 2005. J Anim. Sci. 83:449-454.

Flohr, et.al, 2016. J Anim. Sci. 94:4388-4400

Gonyou, et.al, 1998. J Anim. Sci. 76:1326-1330.

Gonyou, et,al, 2006. J Anim. Sci. 84:229-235.

NCR-89, 1993. J Anim. Sci. 71:1088-1091.

Paredes, et.al, 2012. J Anim. Sci. 90:3243-3251.

Wu, et.al, 2017. J Anim. Sci. 1:1-15.

 

COMENTARIOS

Avatar
Oscar Huerta | Texas, Estados Unidos
08 de Oct, 2018 10:53:16 am
  • 1
  • j
  • 0

RESPONDER

Estimados señores, muy buen artículo. Gracias por compartir.

Sugiero evaluar también el tipo de piso (slat completo, medio slat, etc.) que afecta directamente en el crecimiento del cerdo, así como m3 por cerdo instalado (al menos que sea clima controlado) y variación de las temperaturas (máximas y mínimas) durante la prueba.

También es importante considerar el tipo de comedero usado que afecta directamente en el consumo y crecimiento de los cerdos.

Se que el trabajo es muy válido al haber hecho la evaluación en una granja con varias repeticiones y con sustento bibliográfico de peso, por lo que los felicito y agradezco la oprtunidad de aprender y con base a eso buscar nuevos análisis para la mejora productiva de los cerdos. 

Avatar
Julio Baltazar | Querétaro, México
08 de Oct, 2018 10:48:45 pm
  • 0
  • j
  • 0

Estimado Oscar, muchas gracias por tus comentarios. Tienes toda la razón, al momento de realizar el diagnóstico para determinar la capacidad de espacio en las instalaciones, se deben considerar las variables del tipo de piso, temperatura, comederos y bebederos, robustecerá el diagnóstico y recomendación.

Avatar
Jose Martinez | México, México
08 de Oct, 2018 11:03:15 am
  • 1
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy interesante, le felicito por su aportación a los apasionados de la producción animal. Casi todas las compañías adolecen de eficacia. En México necesitamos ser más productivos. Tenemos todo para realizarlo y estar a la vanguardia a nivel mundial. 

Avatar
Miguel Malaga | Veracruz, México
09 de Oct, 2018 09:48:28 pm
  • 1
  • j
  • 0

RESPONDER

Muchas felicidades, muy buen artículo. Los sistemas de producción deben cada vez más ser óptimos en sus rendimientos de producción.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2019, Pecuarios.com, Aviso de privacidad