• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

El personal y su manejo, talón de Aquiles de las granjas

  • Implementos Porcinos Agropecuarios
  • Q
  • Abril 07, 2014
  • G
  • 1083
  • 0
  • j
  • 0
i

Las empresas porcinas, como todas las demás, dependen para su funcionamiento del factor humano, y cuando no obtenemos los resultados esperados, siempre pensamos que algo anda mal en nuestro calendario de vacunación, tratamientos, alimento o instalaciones y rara vez pensamos en que quizá le falte a nuestros empleados: Capacitación, motivación y entusiasmo en su trabajo, para que los resultados cambien; no importa el grado de mecanización o automatización de las labores de trabajo diarias, siempre las granjas dependerán del factor humano para llevar a cabo estas labores. Resulta paradójico que para resolver problemas con el personal, lo primero que intentamos es substituir la mano de obra por maquinas, que deben ser controladas por humanos; dando por sentado que al comprar un nuevo equipo los resultados serán mejores que antes. Pero. Generalmente olvidamos la capacitación, disposición y motivación del personal que manejara estos nuevos equipos.

Claro que la compra de equipos no siempre se hace para reemplazar empleados, hay regiones donde la mano de obra es escasa o demasiado cara. De todas maneras, a usted siempre le va a convenir contar con personal dispuesto a hacer con buen ánimo lo que tenga que hacer, así sea solamente oprimir botones.

Los errores en el manejo diario de los cerdos son comunes, el simple hecho de no subir o bajar una cortina, cuando se debe de hacer, puede ocasionar el brote de problemas infecciosos que cuestan caros; estos errores son más frecuentes en granjas donde no se cuenta con una planeación del trabajo diario, y el empleado inicia el día sin saber qué es lo que tiene que hacer, olvidando con frecuencia detalles que pudieran parecer sin importancia. Es la suma de estos descuidos, lo que hace la diferencia entre el éxito o el fracaso de una empresa; parece increíble, pero hay granjas en donde los empleados no saben leer la temperatura en un termómetro, ¿Cómo podríamos establecer una rutina de control de temperatura en una granja así? ¡Únicamente capacitando al personal!

En ocasiones se encuentran en las granjas equipos costosos que dejaron de usarse, ya sea porque les falto mantenimiento, o simplemente ninguno de los empleados sabe cómo deben de funcionar o programarse correctamente para lograr su completo funcionamiento. Los sistemas de ventilación y control de clima cuando no son programados por alguien capacitado, que defina los periodos de funcionamiento y la temperatura de arranque y detención; pueden resultar contraproducentes, sometiendo a los cerdos a temperaturas inadecuadas para su edad. Un personal capacitado y motivado hará su trabajo con eficiencia en las diferentes áreas de la granja; desde luego contando con las aptitudes adecuadas para cada sección, por ejemplo; en área de servicio y gestación el encargado debe tener la paciencia para detectar calores y llevar a cabo las labores de montas o inseminación de manera correcta, empleando el tiempo necesario para que su trabajo sea efectivo. Es importante que conozca el ciclo reproductivo de las hembras, para servirlas en el momento adecuado; las cruzas correctas, para poder cumplir con el plan de mejoramiento genético establecido en la empresa; el plan de alimentación definido para cada etapa de la gestación; el funcionamiento, mantenimiento y reparación de los equipos que transportan el alimento; así como el correcto manejo del clima en el área, ya sea manual o automático, para que los resultados sean satisfactorios. Además debe tener la capacidad y la disposición de anotar todos los eventos que ocurren dentro de su área, para generar la información que permita evaluar su trabajo. Conocer signos y síntomas de enfermedades o problemas que se presenten en las cerdas y tratar de corregirlos de inmediato. No debemos dejar en manos de un empleado ignorante, indispuesto, o difícil de manejar, ninguna de las áreas de producción de nuestra granja.

El encargado o empleado de cada área además de las aptitudes como: Conocimientos, responsabilidad, fuerza y destreza, debe de sentirse a gusto en el área donde trabaja, es un error mantener a un empleado trabajando a la fuerza en una sección que no le agrada, por mas responsable que sea, jamás su trabajo será igual que si se sintiera cómodo.

La mayoría de los problemas con el personal es debido a la falta de comunicación, el patrón o dueño da por sentado que el empleado debe de trabajar bien, simplemente porque él le paga, sin tener en cuenta las características de cada persona; un empleado inquieto y rudo se sentirá más a gusto en un trabajo donde realice esfuerzo físico, que en un trabajo de cuidado como es la atención de partos, manejo de lechones y hembras en maternidades; existen empleados que les fastidia anotar datos o simplemente no saben leer y escribir, este sería un peón adecuado para labores de limpieza. Tenga en cuenta que todos los empleados que tiene en su granja, tienen cualidades especiales para cumplir con cierto trabajo mejor que otro, a Ud. Le corresponde definir el área de su granja en donde le dará un mejor rendimiento y además el se sentirá a gusto; es su responsabilidad el capacitarlo y motivarlo para que su trabajo sea mejor, y se debe de invertir dinero y tiempo en lograrlo para el beneficio de su empresa.

No es posible definir un sistema general de manejo de personal para todas las granjas, debido a las costumbres de cada país o región, además de todo esto, cada uno de los empleados es diferente. Pero en general los siguientes factores entorpecen la relación entre el gerente de la empresa porcina y los empleados, ocasionando bajos resultados, frecuentes fricciones y rotación constante de personal.

  • No contar con un plan de trabajo definido, que organice las labores diarias y semanales, para evitar olvidos y omisiones
  • Cambios frecuentes en el plan de trabajo
  • Falta de definición del área de trabajo y responsabilidad
  • Mover al personal a otras áreas con frecuencia
  • Trabajo agobiante
  • No respetar los derechos de los empleados
  • Mal trato (pueden existir más factores).

Es imposible pensar en una empresa porcina de primer mundo en donde se obtengan parámetros de producción superiores, si no tenemos en cuenta el valor de contar con mano de obra capacitada, motivada y dispuesta a seguir con los procesos de producción modernos al pie de la letra. La bioseguridad es fácil de romper cuando el personal desconoce los medios de contagio de las enfermedades, de modo tal que el imponer simplemente las reglas, sin antes enseñar por lo menos principios básicos, de cómo se trasmiten las enfermedades, pudiera ser inútil, simplemente al cometerse un error Ud. Tendría como respuesta un rotundo ¡yo no sabía!. Esto es nada más un ejemplo, piense cuantos errores se pueden cometer en el manejo diario de los cerdos en su granja, por ignorancia o apatía.

De nada servirá que en su granja Ud. Compre, cambie, instale, medique o planee, si a esto no le agrega un plan de capacitación y motivación de su personal. El personal es un recurso que con frecuencia ¡¡se descuida!!

Téngalo en cuenta.

 

COMENTARIOS

Avatar
Mvz Antonio Uam Cruz Garcia | México, México
09 de Nov, 2017 04:16:54 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Es importante mencionar que otro factor importante aparte de la capacitación, es la de contar con un buen líder a cargo del personal o líderes, dependendiendo la gerarquía en la granja para obtener los resultados deseados de la producción.

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2017, Pecuarios.com, Aviso de privacidad