Inicia sesión | Regístrate

Desafíos virales comunes en la alimentación porcina

i


RETOS VIRALES DE LA ALIMENTACIÓN

  • Los ingredientes de los alimentos se han identificado recientemente como un riesgo potencial de contaminación viral (Dee et al., 2016). 

  • Varios estudios han indicado que ciertos ingredientes alimenticios, como la harina de soya (tanto orgánica como no orgánica), granos secos de destilería con solubles (DDGS), lisina, metionina y vitamina D, presentan un mayor riesgo y es más probable que contribuyan a la supervivencia y por tanto, a la transmisión del virus.

  • El tiempo de supervivencia de los virus en la materia prima para alimento, varía de 7 a más de 180 días, y las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad juegan un papel crucial, así como el tipo de virus y si está envuelto o no.

  • Las medidas de bioseguridad de alto nivel aplicadas a lo largo de la cadena de suministro son la primera línea de defensa para reducir la transmisión viral. Sin embargo, incluso con las más estrictas medidas de bioseguridad implementadas, si no se considera el riesgo comprobado asociado con la transmisión viral en alimentos contaminados, la unidad aún es susceptible a un brote de virus.

  • Por lo tanto, el vínculo establecido de transmisión viral a través del material de alimentación proporciona un área adicional para que los productores lo incorporen a las medidas de bioseguridad existentes.



  • Los virus no envueltos están formados por una cápside que está compuesta de proteínas y material genético (ADN o ARN). Estos componentes forman la nucleocápside.

  • Los virus envueltos también tienen una nucleocápside, sin embargo, tienen una capa de envoltura adicional. Esta envoltura es una membrana lipídica que tiene glicoproteínas incrustadas en su interior. Los lípidos de la envoltura viral se derivan directamente de la célula del huésped, lo que la hace menos susceptible a la respuesta inmune del huésped.

  • Los virus no envueltos tienden a ser más resistentes a los desafíos químicos, físicos y ambientales y, por lo tanto, son más difíciles de matar.

  • Por el contrario, la membrana lipídica del virus envuelto aumenta la sensibilidad viral, lo que significa que estos virus tienden a ser más fáciles de matar con desinfectantes.

VIRUS DE LA DIARREA EPIDÉMICA PORCINA (PEDv)

  • El PEDv es un virus envuelto que infecta las células que recubren el intestino delgado del cerdo.
  • Los síntomas del PEDv incluyen diarrea acuosa, vómitos, fiebre, anorexia y deshidratación.
  • La PED es una enfermedad de declaración obligatoria y puede tener un impacto económico devastador.

SÍNDROME RESPIRATORIO PORCINO Y REPRODUCTIVO (PRRS)

  • El PRRS es un virus envuelto que se manifiesta como insuficiencia reproductiva en cerdas gestantes y enfermedad respiratoria en lechones.

  • Los síntomas clínicos y el curso de la infección de esta enfermedad de declaración obligatoria dependen de la edad y el estado fisiológico del cerdo, el estado inmunológico del hato y la cepa del virus.

  • Los síntomas pueden incluir, pero no se limitan a: pérdida de peso, fiebre, letargo, diarrea y disminución del apetito. La dificultad respiratoria es común, lo que resulta en neumonía y respiración pesada. También puede afectar la reproducción, resultando en partos prematuros, mortinatos, abortos, mortalidad antes del destete y fetos momificados.

SENECAVIRUS A (SVA)

  • El SVA es un virus no envuelto comúnmente subrogante del virus de la fiebre aftosa (FMDv), ya que pertenece a la misma familia viral.

  • Los síntomas de esta enfermedad son similares a los de la fiebre aftosa, con pérdida de apetito, fiebre alta y vesículas y lesiones en el hocico y patas.

  • En lechones recién nacidos, el SVA puede provocar un aumento de la mortalidad y una incidencia elevada de diarrea.

PESTE PORCINA AFRICANA (PPA)

  • La peste porcina africana es un virus grande y envuelto que afecta a los cerdos y al jabalí.

  • Los cerdos de todos los grupos de edad y etapas de vida son igualmente susceptibles a contraer esta enfermedad de declaración obligatoria.

  • Los síntomas de la peste porcina africana incluyen fiebre alta, pérdida de apetito, hemorragia en la piel, hemorragia interna, vómitos, diarrea, secreción de ojos y nariz y marcha inestable.

  • Las tasas de mortalidad asociadas con la peste porcina africana pueden ser tan altas como el 100% y, en promedio, la muerte ocurre entre 2 y 10 días después de la infección.

PHORCE

  • pHorce es parte de la gama de eubióticos a base de ácido comercializados por Laboratorios Karizoo y es una mezcla concentrada de ácidos fórmico y propiónico, en un portador mineral único; elegido para garantizar la máxima eficacia durante la fabricación de alimentos y en todo el tracto gastrointestinal. 
  • El ácido fórmico se clasifica como un agente descontaminante bacteriano para mejorar la higiene de los alimentos (Feed Additive Register 2017/940). 
  • También se ha demostrado que es eficaz contra virus envueltos como la influenza aviar (IA) y la peste porcina africana (PPA) (Juszkiewicz et al., 2019). 
  • Estudios recientes han mostrado resultados positivos al incluir pHorce en el alimento, el cual estaba coinfectado con el virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRSV), el virus de la diarrea epidémica porcina (PEDV) y el Senecavirus A (SVA) (Dee al., 2020). 
  • pHorce, al contener ácido fórmico, ayuda a controlar los niveles de patógenos potencialmente dañinos que pueden estar presentes en los alimentos o materias primas y reduce la transmisión de estos al animal. 
  • pHorce es eficaz para mitigar los efectos de la infección viral de los alimentos.


REFERENCIAS
 

  • Dee, S. A., Niederwerder, M. C., Edler, R., Hanson, D., Singrey, A., Cochrane, R., ... & Nelson, E. (2020). An evaluation of additives for mitigating the risk of virus?contaminated feed using an ice?block challenge model. Transboundary and Emerging Diseases.

  • Juszkiewicz, M., Walczak, M., & Wo?niakowski, G. (2019). Characteristics of selected active substances used in disinfectants and their virucidal activity against ASFV. Journal of veterinary research, 63(1), 17-25.

 

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.