• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Consideraciones en la sobrevivencia de lechones recién nacidos

  • 9
  • j
  • 0
i


La mayor pérdida por mortalidad en una explotación porcina siempre está en el área de  maternidad.   El 80 % de la mortalidad en maternidad está concentrada en aplastados y estos suceden en los dos primeros días de vida del lechón.


La causa secundaria es aplastamiento, pero la causa primaria es frio o  hambre.


Es muy fácil entender el concepto, pero para el personal de granja es muy difícil cambiar las rutinas y hábitos de manera consiente.  Los encargados de granja tienen la misma ceguera laboral que no los deja regresar a lo básico, muchas veces dirigidos por las exigencias del trabajo diario.  Aun los veterinarios responsables siempre están pensando en problemas más complejos como PRRS, PCV2, Influenza, PED, entre otras cosas y tampoco plantean regresar a lo básico, porque suponen que se está haciendo aunque en la realizad no sea así.


Aunado a esto, seguimos manejando las granjas como hace 20 años, y ahora la genética las instalaciones y el equipo han cambiado, no así el manejo y seguimos conformes con mortalidades arriba del 12 %.


Enlisto algunos elementos que afectan directa o indirectamente la mortalidad en lactancia.


Los trabajadores están más atentos en amarrar ombligos y recoger los muertos que en analizar porqué se están muriendo lechones, debido a que para ellos es NORMAL que se mueran tantos, siempre ha pasado así y no creen que se pueda hacer de otra manera. Es Un “Paradigma.”


Seguimos Induciendo marranas adelantando los partos 2 o más días, sin conocer cuál es realmente el largo de gestación de nuestras granjas, lo que le resta viabilidad al lechón y madurez al calostro, representando una mortalidad perinatal grave, que nadie analiza.


Las marranas de la nueva genética están pariendo 13.8 LNV y no hemos aprendido a manejar camadas numerosas.


Tenemos jaulas modernas con barras salva – lechones, pero no hemos aprendido a usarlas, ni los barandales ni las barras laterales.


Tenemos sistemas de ventilación computarizados con controles de temperatura y movimiento de aire automáticos y no hemos aprendido a usarlos.


Lámparas de dos fases, con regulación de altura e intensidad que tampoco hemos aprendido a usar.


Tapetes eléctricos con control de temperatura y tampoco sabemos usarlos.


Polvo secante con antiséptico que no usamos completamente.


Reacomodos indiscriminados de lechones, aun con virus activo presente.


Sistemas como Split Suckling, o lactancia dividida, que no tenemos idea de que existía.


Tenemos mucho personal en las granjas, especialmente en el área de maternidades, que está enfocado en hacer otras labores, pero no en las tareas importantes para salvar lechones.


Lo más importante, tenemos marranas con una cantidad de tetas y una capacidad de producción de calostro y leche que nos da la nueva genética y no hemos aprendido a usar correctamente.


RECOMENDACIONES:


No es Normal tener una mortalidad de más de dos dígitos en una granja estable, aunque siga positiva. Debemos romper este paradigma, el efecto de un brote no es para toda la vida, una vez superada la etapa crítica, el manejo es la mejor herramienta.


Inducir marranas es otro Paradigma, usamos la inducción para tener menor mortalidad, pero no sabemos si realmente ayuda o perjudica. Hagamos un análisis real en cada granja para saber qué pasaría si dejamos de inducir, y luego si es que deciden seguir induciendo, debe existir un real compromiso de mejora por parte del personal, reducir nacidos muertos y reducir la mortalidad perinatal. NO inducir Primerizas, representan el 20 % de los partos, y el desarrollo de la glándula mamaria y la madurez del calostro es vital, dejémoslas expresar su potencial.


La nueva Genética hace que las marranas estén pariendo un promedio de nacidos vivos de 13.8 lo que representa muchas veces tener camadas con 16 LNV pero la buena noticia es que estas marranas vienen equipadas con 14 o más excelentes tetas capaces de producir suficiente calostro y leche para destetar lechones con buen peso, vigorosos y sanos.


Las nuevas jaulas tienen un lateral móvil, que debe cerrarse al máximo posible, para impedir que la hembra se eche rápidamente evitando aplastamientos prematuros. La marrana estará muy restringida de movimientos pero solamente durante el día del parto y los dos días posteriores, que es donde nos aplastan la mayor cantidad de lechones. Al tercer día, la marrana ya está más consciente de sus lechones, y los mismos lechones adquieren la habilidad y destreza para evitar ser aplastados. Es entonces que debemos abrir la jaula nuevamente para que la marrana se mueva con más libertad. Esta acción fácilmente puede reducir 2 % la mortalidad.


La temperatura en el cuarto de maternidad debe ajustarse pensando en el bienestar de las marranas, entre 18 a 22 °C, el lechón debe tener su fuente de calor, que puede ser lámpara, lechonera, piso térmico o una combinación de todas, para garantizar una temperatura entre 30 a 35 °C en la primera semana de vida del lechón. La velocidad del aire debe ajustarse también, especialmente de noche, para garantizar 20 CFM´s (Cubic Feet by Minut, Pies cúbicos por minuto) Cuando se tiene una computadora de control del medio ambiente, se debe establecer una curva descendente de temperatura y ascendente de ventilación. Esta temperatura debe revisarse continuamente con un termómetro laser, pero es más importante ver a los lechones estar cómodamente acostados en la fuente de calor, así como a las marranas incrementando sus consumos de alimento, ese es nuestro mejor termómetro.

 


El polvo secante lo usamos muy poco, para reducir costos, así que solamente empanizamos a los lechones, pero realmente NO los secamos, siguen húmedos por dentro. Este procedimiento es como si dejáramos a nuestro bebe con la ropa húmeda y lo cubrimos con una cobija. Termina matando a los lechones, ya que pierden toda su energía tratando de secarse y calentarse. El lechón debe estar perfectamente seco y caliente en sus primeros minutos de vida, esta acción es la que realmente salva la vida de los lechones. Si no quieren gastar mucho en polvo, deben secar a los lechones con toallas de papel, bastas y suficientes, y terminar el secado con polvo. El polvo también puede esparcirse dentro del piso de la lechonera, o debajo de la fuente de calor, lo que puede incrementar 2°C la temperatura del lechón.


Si las camadas son muy numerosas, de debe emplear el sistema Split Suckling o lactancia compartida, que consiste en separar físicamente a los lechones, los que se compruebe que ya mamaron calostro, mediante palpación de la pancita, deben colocarse en la lechonera, debajo de la fuente de calor, y el resto deben colocarse a mamar con la marrana. Este procedimiento debe alternarse, hasta que se puedan donar los lechones sobrantes. NOTA; se han logrado destetar camadas de buen peso, con este sistema, en granjas donde todas las camadas son numerosas y no hay lugar para donaciones, forzando a las marranas a producir más leche.


Reacomodar lechones es una tarea muy especializada. Se deben reacomodar solamente loe lechones mínimos indispensables, pensando en ayudarlos a sobrevivir, y pensando en el sitio dos, no llevar virus activos. Los lechones pequeños deben ser la prioridad. Una o dos camadas de lechones pequeños, donde se les garantice leche, y confort además de atención especializada, resultara en menos mortalidad, ya que son estos lechones desfavorecidos los que más se mueren. La premiosa en no mover lechones sin antes mamar calostro con su madre original, y mover lo menos posible.


El Personal es la pieza clave: Enfocados en Secar, Calentar y Calostrar lechones en los primeros minutos de vida del lechón, es la base del éxito para lograr mantener la mortalidad de un digito. Asegurar que cada lechón que nace, está perfectamente seco y es colocado en la fuente de calor hasta que pueda valerse por el mismo, esto es: que pueda caminar y sostenerse, e inmediatamente ponerlo a mamar calostro hasta saciarse. Inmediatamente que termina de mamar, regresarlo a la fuente de calor. Si el personal se enfoca en hacer esto en cada camada por solo tres veces, el lechón aprenderá que después de mamar deberá estar en su fuente de calor, evitando ser aplastado.


Es posible ofrecer sustituto de leche, o dar calostro manualmente, pero las marranas realmente son las responsables de ofrecer calostro y leche basta y suficiente para destetar al lechón sano vigoroso y de buen peso. Se debe utilizar el máximo de tetas funcionales en todas las marranas, para que se vean forzadas a producir más leche. Esto debe ir acompañado de una buena fuente de agua y una buena alimentación para las marranas.


EL TIP:
No te conformes con Mortalidades de dos dígitos porque siempre han estado así. Analiza en tu granja, las posibles causas, y pon acciones determinadas. Lo peor que puede pasar es que mejores tus destetados.      Saludos.


Knauer, M. Selection for puberty alters piglet calostrum intake and survival. Feb/18
Ellis, M. Measuring post natal changes in body temperatura to improve pre wean mortality  Lemman conference 2019
Ellis, M. Managing piglet preweaning mortality  Lemman conference 2019

 

COMENTARIOS

Avatar
Jose Alberto Flores | México, México
13 de Ene, 2020 09:46:43 am
  • 1
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy completo y concreto, la clave un buen manejo y el uso del sentido común.

Avatar
carlos antonio baldivia | Sonora, México
14 de Ene, 2020 04:36:04 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy buen artículo y buen recordatorio sobre la ceguera laboral, importante investigar con otros polvos secantes económicos.

Avatar
Martin Salido | Sonora, México
16 de Ene, 2020 06:31:45 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy buen artículo. Creo que están todas las pautas para tener una mortalidad en maternidad abajo de 2 dígitos como bien lo dices.

Avatar
Rosaura Ramirez | Jalisco, México
27 de Ene, 2020 09:42:52 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Exclente artículo, los mejores resultados siempre se obtienen con el ABC aplicado diariamente.

Avatar
Carlos Rodriguez | Aragua, Venezuela
02 de Feb, 2020 01:22:51 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Buenas tardes saludos, excelente artículo muy nutritivo para mejorar el manejo en esos primeros días de vida del lechón que de verdad son muy críticos. Pero tengo una pregunta, cómo hago para disminuir el problema de disgalactia post-parto que se me presenta muy a menudo.

Avatar
Albert Gasca | Puebla, México
17 de Feb, 2020 12:14:14 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy buenos puntos que me faltaba perfeccionar en este paso, muchas gracias por el artículo.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2020, Pecuarios.com, Aviso de privacidad