Inicia sesión | Regístrate

Cerdos de bajo peso a rastro, Parte II. El impacto económico por el castigo en el precio

  • Enero 26, 2021
  • 2,053



En esta segunda parte se explican otros temas de utilidad: Cómo una mayor cantidad de cerdos de bajo peso afecta: 1) Los ingresos económicos de la granja, 2) El precio ponderado de venta/ kg de cerdo y 3) La Conversión Alimenticia; todo con ejemplos sencillos, realistas y claros.


ENLACE.

  • En el artículo anterior, expliqué cómo predecir cuántos cerdos por lote semanal serán de bajo peso a la venta, por ejemplo de 70 kg y menos. Este es un parámetro de utilidad para medir la eficiencia y rentabilidad del crecimiento (tema en el que abundaré en este artículo). 
  • Si el lector no leyó la primera parte, es recomendable que lo haga, su título es “Predicción del número de cerdos de segunda a rastro” (diciembre 2021, aquí en Porcicultura.com).

Predicción del número de cerdos de segunda a rastro

  • Del análisis de la información que presenté, se desprendieron las siguientes conclusiones, que vale la pena tener siempre en mente:

    • Los cerdos de bajo peso son castigados en su precio de venta; por ejemplo, si los cerdos de más de 70 kg se pagan a $30.00/ kg, es probable que los de menos de 70 kg se paguen a $24.00/ kg (un factor del 80%), desde luego esto varía para cada zona y época del año, pero es frecuente que el comprador aplique un precio de castigo con relación al precio del cerdo supremo (también llamados “cerdos de primera”, y que son de más de 70 kg o lo que se tenga pactado con el cliente).

    • Un mayor peso promedio de venta del lote semanal reduce el número de cerdos de menos de 70 kg, susceptibles de ser castigados en su precio de venta.

    • La técnica de seleccionar cerdos de 3 edades para la venta de cada semana, es muy útil para: 1) Reducir la variación de peso promedio y 2) Para disminuir el número de cerdos de bajo peso. Esto implica vender cada lote semanal de cerdos, en al menos 3 semanas; sin embargo, hay granjas que, por falta de espacio en el área de engorda, se ven en la necesidad de enviar a rastro a todo el lote semanal, en una misma semana, es decir, prácticamente no hay selección de cerdos “punteros”, ni mucho menos se puede dejar más tiempo a los cerdos de bajo peso.

    • Actualmente hay una marcada tendencia a vender los cerdos con un peso promedio de 120 kg, esta práctica por sí misma, reduce la frecuencia de cerdos de menos de 70 kg.

  • La disminución de un alto porcentaje de cerdos de bajo peso al rastro, debe trabajarse desde la lactancia para lograr:
    • Un mayor peso promedio del lote al destete y,

    • Una menor proporción de lechones de bajo peso al destete (<4.5 kg).

JUSTIFICACIÓN DE ESTE ARTÍCULO.
En el artículo pasado, quedó pendiente demostrar el efecto negativo en los ingresos de la granja, provocado por una mayor cantidad de cerdos de bajo peso a la venta.  Ahora me enfocaré en ello pues, es un tema útil que debe fundamentarse (de hecho mi sección en Porcicultura.com se llama “Teorema”: Proposición demostrable lógicamente partiendo de axiomas, postulados o de otras proposiciones ya demostradas).


EL ASUNTO DE ESTE ARTÍCULO.
En granjas con enfermedades graves (crónicas o agudas), se presenta:

  • Retraso en el crecimiento de todo el lote (menor peso a mercado a la misma edad).

  • Deterioro de la Conversión Alimenticia (consecuencia del retraso en el crecimiento).

  • Aumento en gran medida del porcentaje de cerdos de bajo peso (cuyo precio de venta es castigado), este último también contribuye a la merma económica, pero pocas veces se calcula el impacto.

  • Aumento de la mortalidad.


Por el contrario, cuando un medicamento, vacuna, o manejo; recuperan la salud de los animales, se disminuye el porcentaje de cerdos de bajo peso, y esto contribuye a mejorar la tasa de retorno de lo que se invirtió precisamente en dichos rubros.  Por tanto, en los cálculos de Tasa de Retorno de la Inversión (ROI por sus siglas en inglés), se debe estimar este indicador que simplemente dice: por cada peso ($) invertido, cuántos pesos ($) se obtienen.


Cómo predecir el efecto en ingresos económicos de, más o menos cerdos de bajo peso.
Primero, es útil poner en contexto el ejercicio que se va a desarrollar.  Es con una granja de 400 vientres con muy buen número de cerdos vendidos por hembra parida = 10.5, con esto se logran 200 vendidos por semana, y con un peso promedio de 100 kg a las 22 semanas de edad, y un precio de venta de $30.00/ kg (pesos mexicanos), el ingreso anual es de 31 millones de pesos (mxn), habrá que descontar los gastos para determinar el margen de ganancia o pérdida, pero en el ejercicio se considera que los egresos son los mismos para ambos escenarios.  El ingreso anual es el dato que nos puede servir de referencia para el ejercicio, y esta es su memoria de cálculo (datos reales de una granja en México):


[200 cerdos/ semana x 100 kg x $30.00/ kg x 52.1 semanas del año = $31,260,00 ingreso/ año]


Ahora sí, planteo un ejercicio con dos escenarios de peso a mercado (“A” vs.” B”), con el mismo número de cerdos vendidos por semana (200), con la misma edad de venta (22 semanas), y con el mismo consumo de alimento en engorda (destete a rastro, 19 semanas de diferentes etapas de alimento).


La diferencia
es que, además de distinto peso promedio de venta de cerdos de primera (95 vs. 100 kg)), tienen diferente porcentaje de cerdos de menos de 70 kg (30% vs. 12%); de hecho, para ambos casos, el peso promedio de los cerdos de bajo peso es de 65 kg.  A los cerdos de más de 70 kg (no castigados en su precio), les llamaremos “Cerdo supremo” (equivalente a “Cerdo de primera”).


El precio de venta a pie de granja, para cerdo supremo es de $30.00/ kg y, para cerdo de menos de 70 kg es de $24.00/ kg (un diferencial en el precio de 20%).

 

“¿Cuentas alegres?”
R = No.


Veamos el cuadro 1: para cada escenario (“A” o “B”), el cálculo se realiza, tanto para “Cerdos Supremos”, como para “Cerdos de Bajo Peso”, en tres etapas:

1) Cantidad de cerdos.
2) Peso de Cerdos (kg).
3) Ingreso de cerdos ($).


Más abajo explico el cálculo de cada una de éstas secciones, es sencillo, pero el cuadro 1 es un resumen comparativo, y tiene lógica en el agrupamiento de datos, hay que dedicarle 1 “minutito” al análisis.

Cálculos del cuadro 1.
Explico el escenario “A” (la metodología es la misma para el escenario “B”).

  • Cantidad de cerdos supremos y de bajo peso.
    De acuerdo con el total de cerdos (200), y con el % de cada tipo de cerdos (“Supremo” y “Bajo peso”).

  • Peso de cada tipo de cerdos (kg).
    Los cerdos de cada tipo (obtenidos arriba) se multiplican por el peso promedio de cada tipo de cerdo.

  • Ingreso por cada tipo de cerdos ($).
    Los kg totales de cada tipo de cerdo (obtenidos arriba), se multiplican por el $/ kg de cada tipo.
    Se suman los ingresos de los dos tipos de cerdos y se obtiene el gran total del escenario “A”.


Comparativo entre escenarios “A” y “B”.
En el cuadro 1 (renglón “q”) el escenario “B” resulta con un ingreso total de $565,440; esto es superior al escenario “A” ($492,600), la diferencia es favorable para el escenario “B” en $72,840, y es consecuencia directa de: 1) Tener menos cerdos de bajo peso con precio de venta castigado (Escenario “A60 cerdos de bajo peso y escenario “Bsólo 24 cerdos de bajo peso) y 2) Mejora de peso de los cerdos supremos.


Dicho diferencial ($72,840) es por semana y, al multiplicar por 52.1 semanas que hay en un año, resulta en $3,794,964 (redondeando, sólo por cuestiones prácticas = 4 millones de pesos anuales).


No son “cuentas alegres”, son escenarios con sustento y de fácil cálculo.


Precio ponderado de venta.
El precio ponderado de venta/ kg de cerdo, también es un buen indicador, se obtiene dividiendo el ingreso total (Supremo + Bajo peso, renglón “q”), entre los kg totales vendidos (Supremo + Bajo peso, renglón “l”):


En el cuadro 1, el último renglón (“r”), indica el precio de venta ponderado/ kg de cerdo en pie, que se acaba de calcular.  Para el escenario “A” el precio ponderado es $28.64/ kg y, para el escenario “B”, también con 200 cerdos vendidos, mismos precios de cerdo supremo y de bajo peso, mismo alimento, es de $29.51; una diferencia favorable de $0.87/ kg (3%); pues bien, esto también explica los casi 4 millones de pesos al año para la granja de 400 vientres; dicha cantidad debe alcanzar para aplicar medidas eficaces (antibióticos, vacunas, instalaciones, manejo, etc.), que reduzcan significativamente el retraso de los cerdos del escenario “A”; como se dice en el argot, “hay mucho techo para mejorar” y evitar el castigo en el precio de los cerdos de bajo peso, de hecho también se mejora el peso de los cerdos supremos (95 vs.100 kg).


La Conversión Alimenticia (C.A.).
Los escenarios “A” y “B” están planteados con el mismo consumo de alimento, el problema es que los cerdos del escenario “A” tienen una menor eficiencia en la C.A., que los cerdos del escenario “B”.


Veamos: si suponemos que el consumo de alimento por cerdo (destete a rastro) de los cerdos de ambos escenarios es de 210 kg, la C.A. será para el escenario “A” 2.51 y para el escenario “B” de 2.34, claramente los cerdos del escenario “B” consumen menos alimento para ganar 1 kg de peso, o sea, tienen una mejor C.A. (casi un 7% menor a los cerdos del escenario “B”), esto también explica el mayor ingreso a la venta de los cerdos del escenario “B”, el 7% es una diferencia importante en C.A.


Respaldo de la información anterior.
  El dato del consumo de alimento de 210 kg por cerdo, para llegar a los 100 kg, es un número óptimo que se puede alcanzar con cerdos sanos a las 22 semanas de edad (154 días), esto aparece en las tablas de peso-edad consumo-de alimento de las casas genéticas comerciales, y también por experiencia lo puedo avalar como alcanzable en granjas sanas.


Si al lector le interesa conocer con detalle, cómo calculé el peso ganado por cerdo, a continuación muestro la memoria de cálculo.  Anticipo que hay que estimarlo por separado para los cerdos supremos y para los cerdos de bajo peso; pero es sencillo (nota; el único dato nuevo es la suposición de que los cerdos, para ambos escenarios, ya sean supremo o bajo peso, se destetan con 6 kg en promedio).


Para más detalles de la Conversión Alimenticia (C.A.), recomiendo leer mi artículo “La incomprendida Conversión Alimenticia” publicada aquí en Porcicultura.com


 La incomprendida Conversión Alimenticia

COMENTARIOS COMPLEMENTARIOS.

  • Afortunadamente, con el aumento del peso promedio a rastro (120 a 130 kg), disminuye en automático la cantidad de cerdos de bajo peso castigados en el precio (menos de 70 kg), esto se llama en estadística “correr la Campana de Gauss a la derecha”, y lo trataré en el siguiente artículo (final). 
  • En granjas con mercado local, los cerdos de bajo peso se pueden comercializar sin que sea un gran problema, incluso, tal vez no se castigue mucho el precio porque hay demanda permanente de este tipo de cerdos, el problema surge cuando se generan demasiados cerdos de bajo peso. 
  • Un aumento considerable en el número de cerdos de bajo peso, con toda seguridad es resultado de una enfermedad infectocontagiosa severa (Neumonía Enzoótica, Enfermedad Respiratoria Porcina (ERP) o bien, Ileitis, Salmonelosis, enfermedades virales sistémicas complicadas, etcétera), pero también por fallas en el manejo, sobre todo en el área de maternidad y área de destete o crianza, pues en estas etapas una disminución de gramos en la Ganancia Diaria de Peso se convierte en días o incluso, semanas de retraso al peso de sacrificio.


EPÍLOGO.
Con base en lo expuesto, recomiendo considerar lo siguiente:

  • El número y porcentaje de cerdos de bajo peso por lote, es un indicador útil de la eficiencia del crecimiento. Siempre habrá un porcentaje considerado como normal; por ejemplo, cuando el peso promedio de venta del lote es de 100 kg, y el coeficiente de variación es del 25% (Desviación Estándar de +/- 25 kg); idealmente no debe sobrepasarse un 12% de cerdos de menos de 70 kg.

  • Sí los cerdos de bajo peso son castigados en su precio por kg en pie, el impacto económico se potencia con una mayor cantidad de cerdos de bajo peso.

  • Es recomendable hacer predicciones económicas basadas en escenarios del porcentaje de cerdos de bajo peso, con y sin castigo en el precio de venta (como se hizo en este artículo), el análisis de los resultados ayudará a mostrar la rentabilidad potencial de productos como antibióticos, vacunas, manejos, etcétera. El propietario y gerente de la granja tomarán conciencia de que al año, hay mucho dinero por recuperar, y si quieren mejorar la rentabilidad de la granja, deberán buscar eficacia-rentabilidad, no lo “barato”.

  • También es importante calcular el precio ponderado de venta de todos los cerdos (sumas de supremo y de bajo peso), es sencillo y, se verá que los cerdos de bajo peso con precio castigado, bajan considerablemente el precio de venta ponderado.

  • Con el mismo consumo de alimento, la Conversión Alimenticia se verá deteriorada en forma importante con la producción de menos kilogramos de cerdo, tanto de cerdos supremo, como por el aumento de cerdos de bajo peso.


En la última parte de este artículo abundaré en la clasificación de los cerdos de segunda, sus causas, y como ya decía ¿Qué significa y que implica correr la campana de Gauss a la derecha?


“Puede hacer clic en las tablas para visualizarlas mejor”


Palabras clave.
Cerdos de bajo peso, precio de venta castigado, impacto económico, Conversión Alimenticia.


Quedo atento a sus comentarios en el foro, sus experiencias son de mucha utilidad.

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.