• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Uso de ácidos en la producción porcina.

  • Alltech
  • Q
  • Julio 10, 2014
  • G
  • 36
  • 0
  • j
  • 0
i
Autor: Alltech
  • A
  • A
  • A

En las últimas décadas los acidificantes han sido utilizados como alternativa a los antibióticos en la producción porcina. Parte de este interés surge de una mayor conciencia pública y la objeción al uso de antibióticos como promotores del crecimiento en la alimentación de animales. Varios trabajos han demostrado efectos positivos de los acidificantes en la tasa de crecimiento y la conversión alimenticia (Tsiloyiannis et al., 2001)

Mecanismos de acción.

Han sido propuestos varios mecanismos mediante los cuales los ácidos producen los efectos deseados:

Menor supervivencia de patógenos a través del estómago.

El uso de ácidos en cerdos da lugar a cambios cualitativos y cuantitativos en la población microbiana (Ravindran y Kornegay, 1993). Este efecto es el resultado de que un pH acido en el estómago es capaz de prevenir la proliferación de bacterias patógenas (Koch, 2005) que se desarrollan mejor en medios más alcalinos (Tabla 1).

Tabla 1.-Rangos de pH aproximados de crecimiento microbiano.

Adaptado de Banwart (1981).

 

Incremento en la digestión de nutrientes.

Se requiere un pH bajo (acido) para la conversión de pepsinógeno a pepsina, que es la forma activa de las enzima proteolítica gástrica. Un pH gástrico elevado (alcalino) ocasiona una digestión proteica ineficiente por la baja actividad de la pepsina, como consecuencia una mayor proporción de proteína intacta pasa al intestino delgado ocasionando una pobre digestión y absorción proteica a nivel intestinal.

Un ph estomacal óptimo permite un tiempo de vaciado y estimulo de secreciones pancreáticas adecuados, lo que favorece una mejor digestión y absorción de nutrientes. Tung y Pettigrew (2006) reportan que el uso de acidificantes en promedio mejoran en 0.82% la digestibilidad de la materia seca.

Muerte directa de las bacterias.

Los ácidos orgánicos en una forma no disociada pueden difundirse a través de la membrana celular bacteriana, al interior de esta, los ácidos se disocian modificando el pH intracelular, alterando la función de la célula bacteriana y provocando su muerte. Este efecto varía dependiendo del tipo bacteriano (Partanen, 2001).

La magnitud de la respuesta en el crecimiento está relacionada con la edad (Tabla 2). La mayor mejora en el rendimiento es observada justo posterior del destete y el efecto disminuye a medida que la edad de los cerdos aumenta.

A la edad de 3 a 4 semanas que los lechones son destetados, estos son fisiológicamente inmaduros y no son capaces de producir suficiente ácido clorhídrico (HCl) para mantener el pH del estómago a un nivel óptimo (Ravindran y Kornegay, 1993). Debido a esto el uso de acidificantes en esta etapa tiene mayores efectos.

Tabla 2. Resumen de efectos de la acidificación sobre la ganancia de peso en cerdos.

Adaptado de Tung y Pettigrew, 2006.


*Promedio porcentual de la diferencia en la ganancia de peso entre los cerdos que recibieron ácidos y los cerdos del grupo control.

Por otra parte, bajo condiciones de estrés y/o enfermedad, los acidificantes parecen ser una herramienta útil para superar efectos negativos como el aumento de la diarrea, la alta mortalidad y mantener la tasa de crecimiento (Tabla 3).

Tabla 3. Resumen de efectos sobre la ganancia de peso en cerdos.

Adaptado de Tung y Pettigrew, 2006.


*Promedio porcentual de la diferencia en la ganancia de peso entre los cerdos que recibieron ácidos y los cerdos del grupo control.

Los ácidos orgánicos, inorgánicos y sus combinaciones se encuentran disponibles de forma comercial, sin embargo la respuesta a las combinaciones es generalmente mejor que a los ácidos individuales (Hardy 2002; Franco et al. 2005).

Conclusiones.

El uso de ácidos mejora positivamente el crecimiento de los cerdos. Los resultados positivos son más evidentes en las primeras semanas posteriores al destete. La mejora en la digestibilidad proteica y los cambios en la población microbiana son los efectos más importantes causados por acidificantes.

Referencias.

Banwart, G.J. 1981. Basic Food Microbiology, Page 86, Table 4.6 AVI Publishing Company.

Edmonds, M. S., O. A. Izquierdo, & D. H. Baker. 1985. Feed additive studies with newly weaned pigs: Efficacy of supplemental copper, antibiotics and organic acids. J. Anim. Sci. 60(2): 462-469.

Koch, F. 2005. Organic acids in animal nutrition. Amino News. 6(1): 11-18.

Partanen, K. 2001. Organic acids – their efficacy and modes of action in pigs. Gut Enviroment of Pigs. Nottingham University Press: 201-218

Ravindran, V., & E. T. Kornegay. 1993. Acidification of weaner pig diets a review. J. the Sci. of Food and Agric. 62(4): 313-322.

Tung CM, Pettigrew JE. Critical review of acidifiers. National Pork Board. 2006. Disponible en: http://www.pork.org/Documents/PorkScience/ReviewOfAcidifiers.pdf

Tsiloyiannis, V. K., S. C. Kyriakis, J. Vlemmas, & K. Sarris. 2001a. The effect of organic acids on the control of porcine post-weaning diarrhoea. Res. Vet. Sci. 70: 287-293.

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2017, Pecuarios.com, Aviso de privacidad