Noticias

Ver todos las noticias

Honduras, segundo productor de carne de pollo en Centroamérica

La Prensa
24/6/11

La industria avícola nacional es una de las más estables y fortalecidas de la región, gracias a la inversión de 10 mil millones de lempiras en los últimos años; sin embargo, el país muestra a un sector concentrado y cerrado ante la posibilidad de que entren nuevos competidores, según un estudio de la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia, CDPD.

El denominado "Estudio sectorial avícola", presentado ayer en la Ciudad Industrial, muestra a un sector del que se reconoce "el dinamismo que se ha generado en los últimos 10 años, ubicándolo como uno de los más competitivos y que ha generado beneficios al consumidor, tanto a nivel de precios accesibles como en calidad y generación de eficiencias", sostuvo Dustin Santos, desarrollador del estudio.

El país es el segundo mayor productor, en toneladas, en Centroamérica, esto gracias a la fuerte inversión tecnológica que se ha alcanzado. En Honduras existen 157 granjas avícolas dedicadas a la producción de huevos y otras 49 producen pollos.

De acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en 2009 el sector nacional produjo 145,280 toneladas de carne de pollo, mostrando un crecimiento del 9% con respecto al año previo.

Y a pesar que el mercado de Estados Unidos sigue vetado para la exportación debido a medidas fitosanitarias, se han abierto nuevas plazas en Asia, principalmente con la exportación hacia Hong Kong y Vietnam. Lo que más se exporta desde el país son pollos enteros y despojos, siendo el principal destino El Salvador, un mercado que representa casi el 50% de las ventas al exterior (ver gráfico).

Contrario a este panorama, Estados Unidos es el país desde el que más producto entra al mercado nacional. En el caso de las carnes, lo que más se importa es pollo entero y la pasta de pollo, utilizada esta última como insumo para la elaboración de embutidos, aunque la entrada de carne de pavo ha aumentado sustancialmente, representando un 21% de las compras a ese país del norte.

El crecimiento de la industria; sin embargo, hace prever que estas importaciones se irán reduciendo paulatinamente.

En el caso de los huevos, el estudio revela que en los últimos cinco años los huevos fértiles para reproducción provienen de Estados Unidos, mientras los huevos frescos para consumo llegan desde El Salvador.

Concentración

No obstante, los buenos resultados del sector, el informe de la oficina de Competencia también muestra a una industria "altamente concentrada, donde son prácticamente 2 o 3 empresas las que controlan la producción en los últimos años", lo que la coloca en una situación oligopólica.

Oscar Lanza Rosales, comisionado presidente de la CDPD, aseguró que "sabemos que a nivel de procesamiento en el sector avícola existe un oligopolio, ya que hay tres empresas que dominan el mercado; no obstante, esto no tiene ningún efecto dañino contra la competencia, porque lo que nosotros combatimos son los abusos y los acuerdos para que otro ente económico entre en el mercado".

Además, se percibe un mercado cerrado y con poca opción a recibir nuevos competidores tomando en cuenta la capacidad ociosa de las empresas instaladas. "Las empresas que están en el mercado tienen una fuerte inversión, por lo cual hay una barrera para que entren nuevo agentes económicos, sobre todo si son pequeños productores", dijo el comisionado.

Otro de los aspectos mencionados en el estudio es la volatilidad de los precios de los productos avícolas en los últimos años. En el caso de la carne de pollo, entre 2004 y 2007 la variación fue de 4.97%, y entre 2007 y 2010 se disparó a 9.39%; en el caso de los huevos, la variación en el primer periodo fue de 12.23%, mientras en el segundo fue de 12.26%.

Sobre el papel que debe jugar el Estado en la industria avícola, Jorge Ulloa, representante del sector, enfatizó que "en una economía como la que estamos viviendo, el Estado debe ser un ente que regule la parte sanitaria y de exportación, pero en la parte de producción e intercambio no se debe tratar de intervenir porque la industria es frágil". Ulloa agregó que "debemos trabajar para que el productor llegue más cerca del consumidor para evitar los cinco o seis niveles de intermediación que existen".